Hace 10 años, cuando Steve Jobs presentó el primer iPhone, el mundo quedó sorprendido por todo lo que ofrecía: agrandar una foto con dos dedos, almacenar miles de canciones, un set de aplicaciones hechas para facilitar nuestras vidas, y claro, conectarnos a Internet en todas partes. No se había visto algo así jamás, y más que una presentación de producto, parecía que asistíamos a un espectáculo de magia.

Esa magia, que ha hecho de Apple y a sus productos tan famosos, todavía no sea va. Y no solo se mantiene en cada nueva presentación del iPhone, también aparece en las keynotes de muchos otros productos de la manzana. Éste es un recuento de aquellos momentos mágicos que pasaron a la historia de la compañía.

Hello.

El año era 1984 y Steve Jobs se jugaba el todo por el todo con un nuevo producto: la Macintosh. Una computadora de escritorio que buscaba cambiar la industria por completo. Ofrecía un sistema operativo basado en ventanas, distintas fuentes para escribir, un “extraño” periférico llamado “mouse”, y a diferencia de otras máquinas de la época, la Macintosh podía levantarse con una sola mano.

Pero la magia apareció desde el inicio, cuando Jobs reveló una computadora capaz de saludar al público de regreso. Utilizando la tecnología de dictado, la Mac fue capaz de presentarse utilizando una voz robótica, que en ese año, era algo sacado de una película de ciencia ficción.


Mil canciones en tu bolsillo. 

Era el 2001 y no es que en esa época no existían reproductores MP3 ¡Sí que los había! Pero eran grandes, pesados, lentos, aburridos y con poca capacidad de almacenamiento. El mundo merecía algo mejor y el iPod llegó a cambiarlo todo. Su diseño compacto hecho de vidrio y metal lo convirtió en un objeto de deseo. La forma de interactuar con él era muy simple gracias al scrollwheel, y lo mejor: podía guardar hasta mil canciones que, como decía Steve Jobs, cabían en nuestros bolsillos. La magia ocurrió justo ahí, cuando incrédulos, miles de personas alrededor del mundo vieron a Jobs sacar un iPod de sus pantalones. El comienzo de una revolución musical.


Una nueva forma de interacción.

A finales del año pasado Apple lanzó sus nuevas MacBook Pro. La actualización no solo trajo nuevos puertos, una mejor pantalla y más potencia en el hardware, sino que introdujo la Touch Bar: una pantalla táctil en forma de barra en la parte superior del teclado.

Ver a los directivos de Apple probar sus funciones fue espectacular. La Touch Bar cambia sus contenidos de acuerdo a la aplicación que tengamos abierta. Si se trata de Safari, ubicará como botones las páginas que más visitamos. Si vemos nuestras fotos el sistema las ordenará con más rapidez. Si editamos un video o una foto, las aplicaciones pondrán a la mano ayudas visuales, así como accesos directos a nuestras herramientas preferidas.

¿Qué nos traerá Apple a futuro? En el año del décimo aniversario de Apple seguro que muchas sorpresas. Estaremos atentos.