El 2017 fue un año muy importante para Apple. Durante estos 365 días la compañía lanzó nuevos productos, actualizó todos sus sistemas operativos con características muy interesantes, y además, presentó el smartphone más esperado de la historia: el iPhone X.

En este post quiero hacer un recuento de lo mejor que le ocurrió a Apple en el 2017, donde no solo recordaremos cuáles fueron los productos más importantes que lanzó, sino también cuáles fueron las tendencias que la marca propuso, las cuales marcarán el camino que seguirá esta compañía a futuro.


iPhone X:

Este año se celebró el décimo aniversario del iPhone con una versión que no solo caso muchísima expectativa, sino que cambió buena parte del concepto que Apple tenía para estos smartphones.

El iPhone X trajo consigo varias innovaciones muy esperadas por los usuarios, como carga inalámbrica (la cual también comparte con el iPhone 8 y con el iPhone 8 Plus), pero sobre todo una pantalla sin bordes con tecnología OLED.

El botón de Home desapareció y fue reemplazado por nuevos gestos para navegar por el teléfono. Además, tanto la cámara principal como la frontal introdujeron un nuevo modo llamado Portrait Lightning, el cual simula la iluminación de un estudio fotográfico usando inteligencia artificial y la potencia de el procesador A11 Bionic. Sin duda el más poderoso del mercado.


La tecnología TrueDepth: Face ID y Animojis.

El iPhone X incluyó un nuevo sistema de cámara frontal llamado TrueDepth, el cual le da vida a Face ID: el sistema de seguridad que crea un mapa 3D de nuestro rostro y nos permite acceder a nuestro teléfono.

Además de Face ID, la tecnología TrueDepth nos trajo los Animoji, que nos permite enviar mensajes a partir de animaciones que producimos usando nuestros rostros. Los resultados son muy entretenidos, y sin duda es una de las funciones exclusivas más usadas del iPhone X.

Que no quepa duda que Apple tiene muchos planes para aprovechar esta tecnología, tanto en aplicaciones propias como desarrolladas por terceros.


iPad Pro de 10.5 pulgadas:

La línea iPad Pro, que ya había conseguido mucho éxito en el 2016, mejoró incluso aun más su propuesta con el que es considerado el mejor iPad de la historia.

La versión de 10.5 pulgadas introdujo muy buenas características que pocos esperaban. Entre ellas una pantalla con bordes reducidos, lo que hizo que el iPad Pro 10.5 no fuera mucho más grande que el modelo anterior de 9.7, pero igual que ofreciera un panel más grande de todos modos.

Aunque la característica más importante de la pantalla del iPad Pro de 10.5 no es su tamaño, sino la tecnología ProMotion, la cual varía la velocidad en la que el panel refresca las imágenes. Esto logra que los movimientos sean muy fluidos, sobre todo cuando navegamos interfaces con nuestros dedos o vemos una serie o película. Ojalá que esta tecnología aparezca también en otros dispositivos de la marca, porque ofrece una experiencia nunca antes vista.


iOS 11 en los iPad Pro:

Si bien iOS 11 introdujo funciones muy útiles para todos los dispositivos, brilla con luz propia en los iPad Pro. Esto gracias a que en ellos mejora la posibilidad de usar dos apps al mismo tiempo en pantalla dividida. Además también presenta un sistema de archivos, parecido al que se encuentra en las Mac, que hacen de los iPad Pro verdaderas alternativas a las computadoras tradicionales.

Pero eso no es todo. Gracias a iOS 11 los iPad Pro ahora cuentan con un dock también muy similar al de las Mac, donde no solo podremos ordenar nuestras Apps favoritas, sino tener una sección exclusiva para las que hemos utilizado recientemente. Así acceder a ellas es mucho más sencillo. Y con solo deslizar el dedo hacia arriba podremos escoger cualquiera de las aplicaciones que se encuentran abiertas en el sistema, y si así lo deseamos, cerrarlas o ponerlas una al lado de la otra para usarlas al mismo tiempo.


Realidad aumentada:

Es muy interesante lo que Apple quiere lograr con esta tecnología. De hecho ya hemos hablado varias veces de ella, pero en resumen se trata de añadir elementos digitales a nuestro entorno, y así no solo controlar controlar aplicaciones desde una pantalla, sino también interactuar con ellas en los espacios en los que nos encontremos.

La realidad aumentada todavía se encuentra en sus inicios, pero el potencial es muy grande, y con Apple encabezando los esfuerzos para que se haga más popular no queda duda que solo tendremos buenas sorpresas a futuro.