Cuando Apple presentó el iPhone X, su primer smartphone con pantalla sin bordes y sin botón Home, muchos se preguntaron cómo la marca reemplazaría un modo de seguridad tan confiable como Touch ID. La respuesta fue Face ID, un sistema basado en cámaras y sensores capaces crear una llave única e irrepetible a partir de un mapa 3D de nuestro rostro.

De esta forma, cada vez que queramos acceder a nuestro iPhone X, lo único que tendremos que hacer es ubicarlo al frente nuestro rostro y éste se desbloqueará automáticamente. La tecnología Face ID es tan sorprendente que está hecha para funcionar incluso si cambiamos de look, usamos lentes o hasta traemos una chalina si es que hace frío.

¿Pero qué podemos hacer para asegurarnos que nuestra experiencia usando Face ID sea siempre satisfactoria? En este post quiero recomendarte algunos trucos que quizás no conocías y que te serán muy útiles para lograrlo.

¡Vamos a verlos!


Mantén la zona de la cámara frontal limpia.

Comenzamos con el tip más sencillo, pero no por eso menos útil.

Y es que si bien Face ID y todo el sistema TrueDepth que integra el iPhone X son bastante poderosos, es mejor asegurarnos que no existan manchas o algún tipo de suciedad o polvo que obstruya sus funciones. Al final, buena parte de esta tecnología de Apple está basada en cámaras y sensores, así que lo mejor que podemos hacer es mantener limpia la parte superior del iPhone X.

Recomiendo usar un paño de microfibra para hacerlo; de este modo nos aseguramos que el vidrio de en zona no se raye y todo funcione correctamente.


Desbloquea el iPhone X más rápido.

Por defecto iOS tiene activada una función llamada “Requerir atención para Face ID”. Lo que hace que nuestro iPhone X se desbloquee solo si vemos a la pantalla con los ojos abiertos. Se trata de un proceso que no toma mucho tiempo y que da la sensación de ser inmediato, pero algunos usuarios prefieren que esto sea aún más ágil.

Si eres uno de ellos entonces deberás ir a Ajustes, luego a General, después a Accesibilidad y dentro apagar la función “Requerir atención para Face ID”. Esto hará que desbloquear el iPhone X sea más rápido, ya que solo necesitará la información de tu rostro y no la de tus ojos para hacerlo.

Eso sí, recomiendo que desactives esta función solo cuando creas que sea necesario, porque al no requerir la información de tus ojos, alguien podría desbloquear tu iPhone X cuando estés dormido, por ejemplo.


Usa tu dedo para desbloquear el iPhone X todavía más rápido.

Este es un truco para los más “impacientes”. Y es que por lo general, una vez que desbloqueamos el teléfono con Face ID, iOS nos presenta una pequeña animación de un candado abriéndose en la parte superior de la pantalla. Esto es para confirmarnos que no hubo ningún problema con Face ID y podemos continuar. La animación es bastante rápida, pero hay quienes quieren ir más deprisa y pasarla por alto.

Cómo hacerlo es bastante sencillo. Solo es necesario deslizar el dedo de abajo hacia arriba en la pantalla apenas esta se encienda. Face ID desbloqueará el teléfono tan o más rápido que lo que nos tome hacer ese gesto en el panel, y de ese modo, ya no tendremos que ver la animación y accederemos al iPhone X casi de inmediato.


Ubica al iPhone X a una distancia adecuada.

Aunque Face ID puede funcionar bastante bien en casi todas las circunstancias, es probable que no nos reconozca si está muy lejos o muy cerca de nuestro rostro.

Apple recomienda que ubiquemos el iPhone X entre 25 a 50 centímetros de nuestra cara, y de esta forma, el teléfono pueda captar todos los datos que necesita para dejarnos acceder a él.


Aprovecha la inteligencia de Face ID para reducir errores a futuro.

No todas las situaciones son perfectas para el nuevo sistema de seguridad de Apple. Puede que nos encontremos en un lugar con mucha luz, como en un parque o en la playa en pleno verano, o justo nos hayamos movido cuando el iPhone X capturaba la información de nuestro rostro. Son cosas que pueden pasar.

Pero felizmente Apple le añadió a Face ID la suficiente inteligencia para que, cuando detecte un error, capture de todos modos la información y la compare con los datos correctos de nuestro rostro. De este modo, lo más recomendable es que si Face ID falla introduzcamos nuestro código de seguridad para acceder al teléfono. Una vez que realicemos esto, Face ID sabrá que la información capturada que en principio pareció errónea fue correcta, la validará con el mapa 3D que conserva de nuestro rostro, y la añadirá como variante.

Con esta nueva información, Face ID podrá aprender más de cómo se ve nuestro rostro cuando hacemos algún movimiento brusco o nos encontramos en un lugar muy iluminado. Y así reducirá la posibilidad de errores al mínimo.

Y ahora que ya lo sabes ¿qué esperas para mejorar tu experiencia con Face ID en el iPhone X? Espero que estos tips te hayan sido de mucha ayuda.