Las Mac son buenas para todo: son potentes, ágiles, cuentan con el mejor sistema operativo del mercado y son compatibles con las aplicaciones más útiles para trabajar, generar contenido, organizar nuestras vidas, comunicarnos con nuestros amigos y divertirnos. Pero eso no quiere decir que no cuenten con ventajas diferentes, sobre todo si nos enfocamos en la profesión y el estilo de vida de cada persona.

¿Estás buscando una nueva Mac o quieres comprar una por primera vez? Acompáñame en este post y te contaré un poco más sobre ellas, y así, descubras cuál es la que más te conviene.


MacBook Pro de 13 pulgadas: Para los que prefieren la flexibilidad.

Si existe una Mac que de acomodarse a casi cualquier estilo de vida es la MacBook Pro de 13 pulgadas.

Por fuera cuenta con un diseño muy delgado, el cual no ocupa mucho espacio a comparación de modelos del mismo tamaño de pantalla, y a pesar de que está hecha a partir de un solo bloque de aluminio, es bastante ligera y fácil de llevar a todas partes.

Resulta perfecta para ir a la universidad, para llevarla del trabajo a la casa y avanzar pendientes, para realizar presentaciones, e incluso para relajarnos viendo series y películas en Netflix gracias a su increíble pantalla Retina Display con más color que nunca.

Por dentro cuenta con procesadores i5 e i7 con 2.3GHz y 2.5Ghz de velocidad respectivamente, lo que las convierte en una herramienta muy poderosa a la hora de usar programas de diseño y edición de video. De hecho, es la Mac que todo freelance que recién comienza debe apuntar a tener, ya que no solo nos ofrece la suficiente potencia para trabajar sin problemas, sino que cuenta con discos duros sólidos muy veloces de hasta 1TB de capacidad; lo que hará que pasar archivos de partición a partición sea bastante ágil. Además, con una capacidad de RAM de hasta 16GB, exportar un video o un render en 3D no tomará mucho tiempo.

Con dos puertos USB-C Thunderbolt 3, expandir el almacenamiento mediante discos duros externos no solo será sencillo, sino que también tendremos asegurada una transmisión de datos fluida y muy rápida. Esto es fundamental para quienes trabajan con archivos de video, gráficos y en fotos no se encuentran alojados en la Mac.

Sin duda la MacBook Pro de 13 pulgadas es una de las mejores opciones que uno puede elegir, no solo porque es muy transportable, sino porque ofrece la potencia a la que este tipo de computadoras no tiene acostumbrados. Se trata de la combinación perfecta.


MacBook Pro con Touch Bar de 13 y 15 pulgadas: Para los que necesitan más poder.

Una de las innovaciones más importantes de Apple en los últimos años es la Touch Bar. Se trata de una pantalla OLED alargada que reemplaza la primera fila de teclas de la Mac. Desde su llegada al mercado, muchos programas han aprovechado sus funciones, al ofrecer nuevas formas de interactuar con ellos para facilitarnos la vida.

Por ejemplo, en Final Cut X, el famoso programa de Apple para edición de video usado por profesionales alrededor del mundo, la Touch Bar nos ver y navegar la línea de tiempo del contenido que está siendo editado; y así, ubicar fácilmente las partes que queremos modificar.

En programas como Photoshop o Illustrator, otras opciones se mostrarán para que podamos seleccionar herramientas más rápido, o ajustar con nuestros dedos los colores o algún efecto y ser más precisos con esos cambios.

Además, la Touch Bar cuenta también con Touch ID, lo que hace que solo podamos acceder a la Mac con nuestra huella digital.

Demás está decir que tanto la MacBook Pro de 13 y 15 pulgadas con Touch Bar elevan aun más la potencia del hardware, además de añadir dos puertos USB-C adicionales. En el caso de la de 13 pulgadas, el procesador por defecto es un Intel Core i5 que va a 3.1GHz, mientras que en la versión más grande podemos elegir una que venga con un Intel Core i7 de 2.9GHz. En ambos casos no tendremos problema alguno al correr los programas más exigentes.

Mi recomendación: si son profesionales que usan archivos pesados con programas exigentes, y al mismo tiempo necesitan moverse de un lado al otro de la ciudad, la MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar será una muy buena elección. Pero si podemos sacrificar un poco de movilidad a favor de incluso más potencia, entonces la MacBook Pro de 15 pulgadas con Touch Bar será perfecta.


MacBook: Para los que necesitan lo mejor de MacOS en todas partes.

¿Cómo no amar las MacBook? Siendo increíblemente delgadas y ligeras, resultan casi imperceptibles cuando las llevamos en un maletín o una mochila. Lo que las hace perfectas para llevarlas a una reunión con clientes, para hacer apuntes en un clase, o avanzar un artículo o cualquier otro tipo de trabajo en un café o en el camino.

Por dentro traen discos duros en estado sólido muy rápidos, lo que hará que abrir programas y acceder a los archivos de la Mac se sienta inmediato.

Pero que sea tan ligera y delgada no la hace menos potente. La MacBook cuenta con un procesador de hasta 1.3GHz Intel Core i5, 8GB de RAM y hasta 512GB de almacenamiento, lo que la hace una computadora bastante poderosa para sus dimensiones.

Además, con un tamaño de 12 pulgadas, su pantalla Retina Display nos trae lo mejor de esta tecnología, así que no solo es buena para usar programas de texto y edición básica sin problema alguno, sino también para ver Netflix con una calidad de imagen sorprendente.


iMac 5K: Para los que prefieren trabajar en casa.

Si bien muchos de nosotros estamos acostumbrados a la experiencia que nos da una Mac desde un dispositivo móvil como una MacBook o una MacBook Pro, usar MacOS desde una computadora de escritorio es algo que todo fanático de Apple necesita probar. Y en este caso qué mejor que hacerlo con una iMac 5K de 27 pulgadas.

Con una pantalla con la mayor resolución del mercado en este tipo de producto, además de una reproducción de color que ninguna otra marca puede alcanzar, será muy difícil quitarle los ojos de encima a esta iMac 5K. Que no solo es capaz de hacer que todo se vea bien, desde textos, videos, gráficos y fotos; sino que también cuenta con un hardware muy poderoso capaz de acompañarnos por años.

Solo basta con saber que por dentro cuenta con procesadores Intel Core i5 de hasta 4.2GHz, 8GB de RAM que pueden expandirse hasta los 64GB y almacenamiento interno de hasta 3TB en Fusion Drive, un disco que combina la velocidad del estado sólido con la capacidad de uno tradicional.

Además, gracias a que cuenta con una gran potencia gráfica gracias a la tarjeta de video Radeon Pro 580 de AMD, la iMac 5K puede funcionar muy bien con juegos exigentes, y ayudar además a que trabajar con animaciones y fotos en alta resolución sea una experiencia bastante ligera.

Ahora ya lo sabes. Si estás buscando una nueva Mac espero que este post te haya ayudado a definir cuál es la que quieres ¡Nos vemos en iShop!