Todos conocemos el prestigio de las Mac. Consideradas el molde cuando se trata de computadoras portátiles y de escritorio, empujan versión a versión los límites de este tipo de dispositivos tanto en diseño como en potencia.

Por supuesto, podemos aprovechar todo esto para el trabajo y el entretenimiento, pero sobre todo para los estudios. De hecho, Steve Jobs siempre estuvo interesado en la educación y sobre todo cómo los productos de Apple podían ayudar en la enseñanza. Hoy, cuando se diseña una Mac o se desarrolla una nueva actualización de MacOS, no solo se piensa en quienes le darán un uso profesional o para divertirse, sino también en los que la usarán como una herramienta muy importante al momento de aprender.

¿Pero qué es lo que las hace tan buenas para los estudios? En esta publicación te contaré un poco sobre eso.


Cada modelo se adapta mejor a cualquier actividad y especialidad.

Una de las mejores cosas de las Mac es que combinan la mejor calidad de materiales y software del mercado. Cada una tiene un diseño inmediatamente reconocible, una construcción sólida y son las más delgadas y ligeras en la categoría a la que pertenecen. Pero también es cierto que algunas se acomodan mejor que otras a nuestras necesidades y carrera.

Por ejemplo, las MacBook Pro de 13 y 15 pulgadas con Touch Bar son más recomendables para quienes usen aplicaciones intensas. En especial las que requieren de mucha potencia para aprender a producir animaciones, retoques fotográficos a la más alta resolución, o modelos digitales en 3D de algún proyecto de arquitectura.

La potencia con la que cuentan hará de esto una tarea más sencilla y rápida. Además, la Touch Bar es una herramienta única y versátil que adapta sus funciones y atajos según el programa que estés usando. Una total innovación.

No podemos olvidar al que le da vida a toda esta magia: el sistema MacOS, que es compatible con los mejores programas para desarrollar este tipo de tareas. Ofreciendo siempre una experiencia estable y sin interrupciones molestas.

Por otro lado, si no necesitamos usar este tipo de programas, y lo nuestro tiene que ver mucho más con el texto, el código y las presentaciones, una MacBook será perfecta para esto. Y es que se trata de la Mac más delgada y ligera que Apple jamás creó. Ésto hace que prácticamente no ocupe espacio en la mochila y casi no añada más peso. Como las Mac más poderosas, tanto el teclado como el trackpad tienen una respuesta excelente al ofrecer una sensación de fluidez al usarlos. Es un placer trabajar en esta Mac.

En cuanto a su Pantalla Retina de 12” nos ofrece más espacio además de una imagen y color increíbles para trabajar en una exposición, un ensayo, o por qué no, disfrutar de una buena serie online.


Cuentan con el mejor software.

Las Mac no solo son rápidas y potentes, sino que también cuentan con el mejor sistema operativo de escritorio: MacOS. Con actualizaciones gratuitas todos los años, la tienda de aplicaciones de Mac crece día a día con muchas alternativas que nos ayudarán a aprender.

Por un lado, Apple cuenta con software gratuito como Pages, Keynote y Numbers que no tienen nada que envidiar a otras aplicaciones de oficina. Pero si en todo caso uno está acostumbrado a Word, Power Point y Excel; el paquete de Office ofrece una versión para MacOS que varios expertos coinciden que es incluso superior a la tradicional.

Además, MacOS cuenta por defecto con iCloud como nube para conservar nuestros archivos más importantes, y así, jamás perder una copia del trabajo en grupo o de la tesis. Y si nos encontramos con otras personas que tienen una Mac, un iPhone o un iPad, podremos compartir archivos con ellos a una velocidad sorprendente gracias a AirDrop.

Aunque lo mejor es que nuestra cuenta iCloud podrá sincronizar todos nuestros dispositivos Apple. De esta forma, si vemos un texto importante el iPad podremos copiarlo para luego pegarlo en un documento de Word o de Pages abierto en la Mac.


Sus baterías son las mejores del mercado.

Quizás una de las características que más definen a las Mac, además de su poder y diseño, es lo confiables que son sus baterías. De hecho, tanto la MacBook como las MacBook Pro nos ofrecen hasta 10 horas de autonomía. Algo que casi ninguna otra alternativa puede lograr con el mismo hardware.

Esto es perfecto, porque en lugar de preocuparnos por estar en un sitio o una carpeta cerca a un enchufe, podemos darnos el lujo de estar elegir otro lugar donde podamos prestar atención a clase sin preocupaciones.


Pueden acompañarnos por años.

Es común encontrarnos con alguien que conserva y todavía utiliza diariamente una Mac de hace 3 o 4 años sin ningún problema. Y es que las Mac, al contar con lo mejor que ofrece la tecnología en ese momento, están listas para soportar el paso del tiempo sin mucho esfuerzo. Sobre todo porque cuentan con un sistema operativo seguro, y en buena parte, libre de virus capaces de restarle vida útil a la computadora.

Además, protegerlas es muy sencillo con la enorme cantidad de cases y accesorios que muchas marcas hacen año a año. La experiencia que tienen con estos productos le garantiza a los dueños de una Mac, que no solo cuentan con una laptop en la que pueden confiar, sino también con los accesorios y periféricos de mayor calidad del mercado.

De esta forma, si es que necesitas una mochila que se vea bien, pero que al mismo tiempo cuide a tu Mac, de todas maneras encontrarás más de una opción en nuestras tiendas. Y si estás buscando un adaptador HDMI o para tarjetas SD, marcas como Satechi hacen de los mejores que pueden encontrarse para cualquier computadora.

Así que si lo que necesitas en una computadora que te acompañe siempre, que sea capaz de soportar el software más exigente, que tenga un sistema operativo ágil y fácil de usar, además de que sea ligera y tenga un diseño único, no existe mejor alternativa que una Mac.