Por lo general en la tienda escuchamos muchos tipos de preguntas de parte de los clientes. Desde qué dispositivo le conviene más según su estilo de vida, hasta con qué accesorios proteger su iPhone o qué aplicaciones usar para aprovechar más de su iPad. Todas son preguntas importantes, pero una de las que más se repite tiene que ver con cómo limpiar nuestros dispositivos Apple para que se mantengan como nuevos.

Y es que es lógico. Comprar un producto de esta marca es para muchos motivo de orgullo, y es por eso que conservarlos en las mejores condiciones no solo nos asegura que se verán bien, sino al mismo tiempo también podríamos librarlos de problemas de funcionamiento.

Es por eso que quiero darte algunos consejos sobre cómo limpiar y mantener mejor tus dispositivos Apple. Con ellos podrás alargar su vida útil y siempre se verán bien.


¿Cómo limpiar mejor una pantalla?

Sea un iPhone, un iPad, una Mac o hasta un Apple Watch, la protagonista principal en todos estos productos es la pantalla. De hecho, pasaremos más tiempo viéndola que al resto del dispositivo. Es por eso que es clave mantenerla limpia siempre, porque si bien algo de grasa de los dedos o un poco de polvo no la perjudicarán en cuanto a sus capacidades, la suciedad sí puede restarle buena parte de la experiencia que ofrece en brillo, definición y colores los paneles Retina Display.

Entonces, ¿cómo hacerlo de la mejor manera? Mi principal recomendación es que si se trata de una Mac, lo mejor sería apagar la computadora. No ponerla en descanso, sino apagarla por completo. Esto nos asegurará que no exista ningún tipo de reacción eléctrica sobre todo si necesitamos un poco de agua para la limpieza. En el caso de un iPhone o un iPad esto no es tan necesario.

De aquí en adelante todo es bastante simple. Solo basta con humedecer ligeramente un paño de micro fibra con líquido diseñado para limpiar, pulir y proteger las pantallas de nuestros dispositivos. En iShop confiamos en la marca Whoosh! que nos ofrece packs con todo lo que necesitamos para hacerlo de la forma más práctica y segura.

La idea es no presionar la superficie de la pantalla con mucha fuerza, ya que esto podría dañar los componentes internos de esta. Luego de que el paño húmedo haya hecho su trabajo, podremos usar uno similar pero seco, para asegurarnos de que todas las marcas o manchas se hayan eliminado. Si no queremos, o no tenemos dos paños de micro fibra a la mano, entonces podemos humedecer una parte para el primer paso y la parte que quedó seca para el segundo.

El secreto está en no usar demasiado líquido limpiador al comienzo. No solo porque podría dañar nuestro dispositivo si llega a entrar en él, sino que el exceso podría hacer incluso más difícil la limpieza. Por otro lado, llevar con nosotros un paño de micro fibra, o aquellos que vienen con los lentes, puede ser de gran ayuda si los usamos constantemente. Eso sí, luego de un tiempo deberemos cambiarlo o lavarlo.

Algo muy importante a considerar es que debemos evitar usar cualquier tipo de solución que sea abrasiva. Existen diversas propuestas en el mercado, sin embargo no todas aseguran tener el cuidado necesario en su composición, es por esto que recomendamos usar líquidos como el de Whoosh! que son totalmente confiables. De todos modos, si adquirimos cualquier tipo de líquido para limpiar pantallas sería bueno asegurarnos que no tenga peróxido de carbono.

Otro tip muy importante: debemos humedecer el paño con el líquido y jamás aplicarlo directamente al dispositivo.


¿Cómo limpiar el exterior?

El proceso es bastante similar con las pantallas. Si se trata de una Mac lo primero que debemos hacer es apagar el sistema. Luego, con un paño de micro fibra, limpiaremos la superficie evitando que la humedad pueda llegar a zonas como los puertos USB o cualquier tipo de entrada o rendija.

Después de una primera pasada podríamos usar otro paño de micro fibra para quitar cualquier tipo de mancha restante. Aquí lo importante es usar paños limpios y suaves, además de asegurarnos de quitar el polvo antes de frotar. Esto evitará que se generen rayones.

Este proceso puede repetirse muy bien en un iPhone o en un iPad, los cuales podríamos apoyar sobre una superficie plana y suave para que tener más control sobre ellos.

Nuevamente, para Apple usar agua es lo más recomendable, pero si necesitamos un producto especial para este tipo de limpieza, que ese se aplique directamente al paño y no sobre el dispositivo.

¿Y qué hay sobre el teclado? Acá podemos combinar el uso de los paños de micro fibra, con un pincel o brocha pequeña que nos ayude a quitar el polvo y que puede alojarse entre las teclas. Si los usamos con regularidad podremos mantener esta zona limpia la gran parte del tiempo.

Espero que estos tips hayan sido de gran ayuda para todos los que quieren mantener sus dispositivos limpios. En iShop también podrán encontrar limpiadores que garantizan cuidar tu dispositivos Apple, como los de Whoosh!