Buena parte del tiempo que nos pasamos en clases o en una reunión de trabajo es escribiendo anotaciones. Lo más común es hacerlo con un lapicero y un papel, pero cuando integramos dispositivos electrónicos, entonces escoger con qué aplicación apoyarnos a la hora de escribir puede ser complicado.

Las opciones son muchas y cada una ofrece algo distinto. Pero si nos queda claro algo es que tienen que cumplir ciertas expectativas: como abrir rápido, que tengan una interfaz bastante simple, que escribir en ellas sea muy sencillo, que estén conectadas a la nube y que existan versiones móviles de las mismas.

Una gran opción es OneNote de Microsoft, que cumple con cada uno de estos requisitos y, además, agrega funciones que traen detrás todo el poder de Office.


En todos lados y completamente gratis.

Una de las mejores características de OneNote es que tiene versiones disponibles tanto para MacOS como para iOS y hasta en WatchOS, y todas son gratuitas. Es decir que, si tenemos una Mac y un iPhone, o incluso un iPad también, podremos sincronizar nuestras notas y tener el poder de modificarlas desde cualquiera de estas plataformas. Algo que resulta perfecto si es que preferimos ir ligeros a clase y tomar notas desde la tablet, o si se nos ocurre una idea en el camino escribirla en el iPhone y editarla luego en la Mac sin problema alguno.

Además, uno no necesita tener instalada la aplicación. Y es que OneNote también ofrece una versión para el navegador. De esta forma ahorramos espacio, pero no perdemos el acceso a nuestras anotaciones estemos donde estemos.


Puedes escribir a mano si así lo quieres.

Totalmente compatible con cualquier periférico basado en stylus, y obvio con el Apple Pencil, OneNote nos da la posibilidad de crear anotaciones a mano. Y así, no perdernos de ningún dato ni concepto.

De hecho, está demostrado que al escribir o dibujar a mano cualquier tipo de información importante, nuestro cerebro la registra más rápidamente y es más fácil recordarla. Esto hace de OneNote una herramienta genial para aprender o para producir contenido creativo.


Se pueden crear listas junto a las anotaciones.

A veces no solo basta con anotar información. Muchas veces en clase o en el trabajo estos datos llegan también con objetivos o tareas a realizar. OneNote ofrece la posibilidad de generar, en paralelo, listas donde podremos añadir puntos a completar que tienen que ver con lo anotado.

De esta forma, si es que registramos lo conversado en una reunión de trabajo o en una lección de la escuela o la universidad, podremos al mismo tiempo generar una lista sobre lo que tenemos que resolver o presentar en la siguiente sesión. Así no solo nos quedamos con los datos importantes, sino que establecemos desde el primer momento lo que tenemos que hacer a partir de lo escuchado.


Es posible compartir las anotaciones con otros usuarios.

Trabajar en grupo es algo que hacemos todo el tiempo, y con OneNote compartir lo escrito es muy sencillo. Solo es necesario invitar a uno o a más usuarios a los contenidos de las notas, o mandarlas directamente por mail si así se requiere.

A partir de entonces cualquiera que tenga acceso podrá comentar sobre lo anotado, agregar información adicional o corregir los datos si fuera el caso.

Todo esto y más es lo que nos ofrece OneNote. Una aplicación que resulta increíblemente útil para todos y que no cuesta un centavo. No existen excusas para no hacerla parte de tu vida, y aprovecharla en todos tus dispositivos Apple.