Sea cual sea la necesidad que tengamos, App Store siempre tiene las aplicaciones precisas para nosotros; ¡y esta vez, no será la excepción!

Mail es una aplicación que lo tiene todo, pero ¿qué pasaría si te digo que existe algo más? Hoy te quiero recomendar 3 alternativas un tanto diferentes, pero a la vez muy similares, que te permitirán explorar nuevas opciones.

¡Yo ya escogí la que más se acomoda a mi estilo, inténtalo tú también!


Polymail:

Un todo en uno. Con la posibilidad de agregar todo tipo de cuentas de mail: desde Gmail, Outlook y cualquier otra alternativa; Polymail nos permite programar correos para enviarlos a su debido momento, revisar cuándo fueron vistos los mails que mandamos y cuándo fueron descargados los adjuntos que incluimos, además de dejarnos modificar las notificaciones para solo ser alertados de los mails más importantes.

La interfaz es limpia, muy simple de entender y cada sección nos ofrece instrucciones claras sobre qué hacer. Así que es imposible perdernos.

Lo mejor de Polymail, además de todo esto, es que desde la misma aplicación podremos salir de subscripciones de correo. De esta forma, si en algún momento te anotaste en una lista de mails que ya no te interesan, ya sea por el contenido o por la publicidad que envían, con solo darle un click a la pantalla ya no los verás jamás; y así tu experiencia de trabajo y en tu día a día será más productiva.


Airmail:

Para el iPhone, para el iPad, en iMessage y hasta con una versión para el Apple Watch. Si se trata de una aplicación de correo para móviles que nos acompañe a todos lados, esa es Airmail; que incluso tiene una versión para la Mac por si se preguntaban.

Aunque de las tres opciones es la única de costo, vale la pena adquirirla. Y es que con Airmail podrán unificar en un solo inbox cualquier cuenta de correo que tengan. Lo que la hace muy útil, ya que con una sola app podrán responder todos los correos que les llegen desde la dirección que recibió el mail.

Pero si en algo brilla Airmail es la forma cómo recibe adjuntos. Y es que es clásico que nos lleguen documentos de todo formato. Muchos en Word, otros en Pages, y sin duda también en PDF o en Excel. Por esto, la aplicación es capaz de conectarse de manera inmediata a cualquier app a la que le corresponda cada archivo, y si es necesario, exportarla en PDF si es que en ese momento no contamos con el programa adecuado instalado. De esta forma no nos perderemos de nada.

Con una sincronización total gracias a iCloud, podremos recibir y contestar cualquier correo desde el dispositivo Apple en el que nos encontremos. De hecho, podremos comenzar en uno y terminar en otro si así es necesario. Y hablando de sincronización, Airmail puede conectarse también a aplicaciones como Dropbox, Google Drive y otras más, tanto para que podamos enviar archivos adjuntos desde ellas, o en todo caso guardar los que recibimos en estas nubes y no perder espacio en el teléfono o tablet.


Microsoft Outlook:

Es curioso, pero una de las mejores versiones que ha hecho Microsoft de Outlook se encuentra en iOS. Y es que esta aplicación es una de las mejores alternativas para revisar y enviar correo que hay en el mercado.

Además de ser gratuita, Outlook para iOS nos permitirá sincronizar múltiples cuentas, es totalmente compatible con las aplicaciones de Office para iOS y es capaz de sincronizar los contenidos con OneDrive, Dropbox y con Google Drive.

Por otro lado, la aplicación es lo suficientemente inteligente para filtrar correos, y ordenar en una bandeja los más importantes y en otra los secundarios. También es posible salir de suscripciones desde la misma interfaz, marcar qué correos responderemos luego, revisar nuestro calendario y apuntar las actividades que debemos realizar en el día, además de alertarnos si se aproxima un evento importante, como un cumpleaños o un viaje.

Polymail, Airmail y Outlook. Ahora que ya las conoces y sabes qué beneficios tienen ¿qué esperas para probarlas? Verás cómo te harán más productivo, eficiente, y tendrás más tiempo para hacer lo que quieras sin estar preocupado en contestar correos todo el día.