Aunque en iOS pueden encontrarse juegos con una potencia gráfica comparable a las consolas, los títulos basados en acertijos, rompecabezas y puzzles, que por lo general suelen ser más discretos en cuanto a lo visual, no han pasado de moda. De hecho, por lo general suelen estar en los primeros lugares de descargas en el App Store.

¿Por qué? Porque son adictivos, los podemos jugar en todas partes, no necesitamos controles adicionales para mejorar la experiencia, y están ahí siempre para distraernos por algunos minutos o hasta horas.

En este artículo quiero recomendarte 3 de los mejores títulos disponibles para iOS basados en la habilidad y el ingenio, pero que son bastante simples de jugar ¡Jamás pasarás un momento de aburrimiento!

Threes!

Arrancamos con un clásico. Y es que Threes! no solo es uno de los juegos basados en ingenio más populares del App Store, sino que marcaron una época y un sin número de aplicaciones similares que quisieron parecerse.

El juego es bastante sencillo. La idea es crear la mayor cantidad de números similares a partir de fusionar bloques de 1 y 2. Mientras mayores sean los números iguales que podamos juntar, más puntos conseguiremos. El reto es que tendremos, desde el inicio, que establecer una estrategia de movimientos, y saber cuándo empujar hacia los lados los números para que estos puedan juntarse, pero sin perder otras oportunidades de fusión o desperdiciar el espacio.

Si no lo has probado ¡qué esperas! te darás cuenta que no lo querrás dejar por nada.

Dots & Co.

Se trata de la secuela de uno de los juegos más populares del App Store: Dots. Y en esta nueva versión no solo encontraremos más acertijos y retos, sino que nos acompañarán personajes dispuestos a ayudarnos a resolverlos y pasar de nivel.

Es un juego muy adictivo y simple, en el que tendremos que conectar puntos de color similares y hacer combinaciones, estrategias que nos lleven a juntar más de ellos, y así, ganar puntos y competir contra nuestros amigos.

Blackbox

Si hay un juego cuyos controles son tan creativos como lo que tendremos que ser para resolver sus acertijos es este. Y es que Blackbox, a diferencia de los anteriores, no necesita que toquemos la pantalla del iPhone para solucionar los retos que nos presenta.

Al contrario, se trata de usar el resto de funciones de nuestro teléfono, como el giroscopio, los parlantes, el micrófono, el GPS y hasta el flash de la cámara. Cómo uses estas características y cómo podrás aprovecharlas dependerá de tu ingenio. Hay muchas formas de solucionar el mismo reto, y te sentirás un genio una vez que resuelvas los más exigentes. Será toda una aventura.