Los dispositivos Apple cuentan con grandes ventajas, y una de ellas es iOS, sin duda alguna el mejor sistema operativo móvil del mercado. Es simple, fácil de usar, y no importa la edad que tengamos; siempre podrá adaptarse a nuestras necesidades e intereses.

Y en tiempos como los de ahora, no es nada extraño que incluso los niños pequeños puedan aprovechar de buena parte de sus funciones, tanto en casa a la hora de divertirse, como hasta en la escuela en el momento de aprender.

De todos modos, esto hace que los padres deban tener más cuidado con el tiempo que los niños pasan en frente de la pantalla, los contenidos a los que ellos pueden acceder, y sobre todo, a cómo aprovechar las ventajas que ofrecen los dispositivos de Apple para que incentivar el conocimiento de los más pequeños. En este artículo quiero darte algunos consejos sobre cómo hacerlo.


Crea una cuenta de iCloud para niños.

Si los niños usarán nuestro iPhone o iPad para distraerse un rato o hasta para hacer las tareas, una de las mejores decisiones que podemos tomar es crear una cuenta iCloud para niños.

Para configurarla solo tendremos que entrar a la opción “Set Up Family Sharing”, que nos ofrecerá la posibilidad de crear varios usuarios para toda la familia. Una función muy útil si se trata de compartir un iPad entre los miembros de la casa.

Para lograr configurar esta función lo único que necesitaremos hacer es ir a Settings, luego darle tap a nuestra cuenta de Apple ID, elegir la opción Set Up Family Sharing y elegir cualquiera de las alternativas que se nos presentan para compartir: iTunes y App Store, Apple Music, el almacenamiento de iCloud y lugar de locación para que sepamos dónde se encuentran nuestros familiares siempre.

Luego de elegida la opción se nos ofrecerá la posibilidad de crear una cuenta iCloud para niños. Configurarla también es sencillo. Solo tendremos que poner su edad y nombre. Lo más importante es que una vez creada podremos eliminar la opción de que pueda comprar, con la información de la tarjeta de crédito, aplicaciones o compras In-App desde el App Store, así como saber en dónde se encuentra si es que el iPad o el iPhone es suyo y lo lleva consigo.


Añade restricciones.

Controlar el contenido también es posible en iOS, y nuevamente, no es muy complicado hacerlo.

Si nos preocupa lo que un niño pueda ver desde un iPhone o un iPad, lo único que necesario que tendremos que hacer es ir a Settings, después elegir General y luego Restrictions. Ahí podremos que configurar una clave para entrar a un menú que nos ofrecerá una lista de aplicaciones.

En esta lista podremos definir, uno a uno, los contenidos que estarán disponibles para el niño de acuerdo a cada aplicación. Por ejemplo, podremos limitar el acceso a ciertas páginas en Safari, a que pueda acceder a las fotos de la Galería, a juegos y otras apps que no nos parezcan adecuadas.


Prefiere aplicaciones para toda la familia.

Compartir un dispositivo Apple no quiere decir que solo el niño lo pueda usar al prestarlo, sino que podemos apoyarnos de un buen número de aplicaciones dentro del App Store para que todos disfrutemos de actividades y juegos en conjunto.

Apps como Movie Maker For Kids, que ha sido pensada para los niños puedan explorar su creatividad al crear animaciones; así como PlayKids, diseñada para que los más pequeños puedan aprender y divertirse al mismo tiempo son perfectas para pasar un buen rato en familia.

Además, también pueden encontrarse aplicaciones como Life 360, que es fundamental si queremos tener contacto inmediato con nuestros hijos y familiares cuando salen a la calle, o simplemente no se encuentran cerca. Apps como estas son capaces de generar alertas si un niño sale de la casa, o incluso podría localizarlo si este se pierde en un centro comercial.

La idea es aprovechar de la mejor manera los dispositivos Apple, y más que prohibir su uso, incentivar el buen uso de estos, al ofrecernos momentos para compartir en familia, aprender y divertirse en grupo.