La potencia de las Mac no solo se encuentra en sus procesadores, sino también en lo que ofrecen sus nuevos puertos USB-C, que nos ofrecen un gran número de ventajas.

Y es que se trata de puertos que pueden hacer de todo: desde ayudarnos a cargar la Mac, hasta emitir video en 4K a toda calidad. Por otro lado, son compatibles con un gran número de adaptadores que añaden todas las funciones que necesitemos: como conectar memorias SD, usar accesorios a partir de cables USB tradicionales; pasar fotos, videos y documentos pesados a toda velocidad desde y hacia discos duros compatibles, etc.

En este artículo conocerás 5 formas cómo aprovechar las ventajas que los puertos USB-C nos ofrecen en las Mac.


Son muy flexibles

Cada puerto USB-C sirve para todo.

Por ejemplo, podemos cargar nuestra Mac con solo conectar el cable en cualquiera de ellos. Si lo que necesitamos añadir un monitor externo, los cables USB-C también ofrecen transmisión de video, lo que los hace perfectos si necesitamos hacer presentaciones y trabajar a todo detalle en paneles 4K o 5K.

Ni qué decir si lo que necesitamos es transmitir datos, y es que cada puerto USB-C en las Mac es compatible con Thunderbolt 3. Lo que nos asegura velocidades de hasta 40GB por segundo.


Cargan tus otros dispositivos a toda velocidad.

Si tienes un iPhone o un iPad, los puertos USB-C de la Mac te permitirán cargarlos hasta el doble de rápido antes.

Esta es una gran ventaja, sobre todo si no tenemos un enchufe cerca y nos queda poca batería en el teléfono.


Más formas de cargar la Mac

Los puertos USB-C hacen que las Mac ahora sean compatibles con baterías portátiles.

De hecho, hay varias que están creadas para ofrecer una carga suficiente para llenar la Mac de energía en poco tiempo.

Lo mejor es que algunas de estas baterías portátiles aprovechan las ventajas de los puertos USB-C para cargar la Mac mientras la usamos, lo que es muy beneficioso si no tenemos enchufes cerca o queremos ampliar la autonomía de nuestra laptop.


Compatibles con adaptadores que expanden las posibilidades de la Mac

Los puertos USB-C nos ofrecen una gran selección de adaptadores que aprovechan su poder y velocidad.

Muchos de estos combinan varios puertos adicionales para que no nos perdamos de nada. Por ejemplo, los creados por Satechi, que solo basta conectarlos a un puerto para obtener otros adicionales como entradas para USB tradicional, tarjetas SD y microSD, HDMI, cable LAN, entre otros.


Preparados para el futuro

Como siempre Apple se adelanta y nos ofrece en sus Mac el futuro de los puertos. Y es que no solo ahora podemos disfrutar de buena parte de sus ventajas, sino que en los próximos años los puertos y cables USB-C unirán toda clase de dispositivos bajo un solo estándar.

De esta forma, los usuarios de las Mac pueden estar seguros de que sus computadoras serán compatibles con buena parte de los dispositivos que aparezcan en los próximos años. De hecho, Apple ya apostó por este puerto en los últimos iPad Pro.