Dentro de las sorpresas que trajo el lanzamiento de los últimos iPad Pro, allá por octubre del 2018, de una de las que más se habló fue la inclusión de un puerto USB-C.

Se trata de un puerto que funciona como reemplazo del clásico puerto Lighting, que nos acompaña desde hace varios años, y se mantiene como parte importante del iPhone, el iPad Air, el iPad Mini, entre otros.

¿Pero por qué USB-C? Las ventajas son muchas: carga rápida, hasta 10Gb por segundo de velocidad al transmitir datos, la capacidad de enviar señal de video en 4K, poder cargar otros dispositivos, y una mayor compatibilidad con periféricos y accesorios.

Si tienes un iPad Pro, o planeas comprarte uno, en este artículo te contaré más sobre las posibilidades que ofrece el puerto USB-C para mejorar aún más tu experiencia con la tablet más poderosa del planeta.


Todo es más rápido

Una cosa es hablar sobre la velocidad que puede alcanzar el puerto USB-C del iPad Pro al transmitir datos, pero otra cosa muy distinta es experimentarla. Y es que, si el poder del procesamiento de la tablet de Apple es capaz de superar al de varias laptops del mercado, entonces la rapidez también debía ser asegurada al conectarnos una Mac o PC y compartir archivos, fotos o videos de plataforma a plataforma.

Lo mejor es que el máximo de 10Gbps por segundo que ofrece este puerto se aprovecha mucho más si conectamos el iPad Pro a un monitor 4K. Desde el que disfrutaremos de una imagen a total definición sin ningún tipo de problema o retraso. Lo que resulta perfecto para quienes usen aplicaciones de edición de video, foto o diseño 3D.


Carga con mayor potencia

Hablando de rapidez, el puerto USB-C nos trae un nuevo cargador con tecnología Power Delivery, eso quiere decir que el iPad Pro será capaz de recargarse del 0% a 45% en apenas una hora de estar conectado a la pared.

Si tenemos en cuenta que la capacidad de la batería de estos dispositivos es bastante amplia, es sorprendente lo pronto que puede alcanzarse ese nivel de carga.

Y claro, el iPad Pro es compatible con otros cargadores PD, que incluso, pueden hacer que la carga alcance el 66% en 60 minutos. Además, con el iPad Pro podremos cargar un iPhone, otro iPad o cualquier otro dispositivo compatible.


Hubs, cámaras y accesorios

Así como la Macbook Pro, el iPad Pro expande sus posibilidades gracias a que ahora es compatible con adaptadores y otros periféricos capaces de conectarlo a varios dispositivos.

Por ejemplo, el Satechi USB-C Mobile Pro-Hub agrega varios puertos al iPad Pro. En especial, una salida para audífonos, así como para un cable HDMI, un puerto USB 3 y uno adicional de USB-C para no perder la posibilidad de cargar la tablet mientras está conectada a todo lo demás.

Por otro lado, el puerto USB-C hace que el iPad Pro sea compatible con cámaras de fotos y video, desde las cuales se podrá descargar las imágenes que queramos para editarlas. Todo esto con una transmisión de datos veloz que no te hará esperar.

Y si se trata de añadir teclados, audífonos de alta calidad con cables USB-C o lectores de tarjetas SD, no será ningún problema hacerlo.