Nuestros iPhone y iPad nos facilitan la vida, sin duda alguna, pero es cierto que existen momentos en los que queremos darnos un respiro de ellos. En especial de las notificaciones que nos llegan constantemente desde las aplicaciones.

Algunas, sí, son importantes, como mensajes y correos que definitivamente no podemos dejar pasar. Pero también existen varias notificaciones que muchas veces solo nos interrumpen, o simplemente no son de nuestro interés.

En este artículo quiero recomendarte una mejor forma de cómo administrar tus notificaciones y alertas, para puedas controlarlas mejor y concentrarte solo en las más importantes.


Haz una lista:

Recibir notificaciones es importante, pero no todas las aplicaciones nos ofrecen datos relevantes siempre. Es más, algunas probablemente ni nos interesan. Por eso uno de los primeros pasos que podemos tomar es hacer una lista con las apps que sí o sí nos importan: de mensajería, de correo, de seguridad, redes sociales, etc.

La podemos hacer en la aplicación de notas o hasta con lápiz y papel. La idea es que solo nos quedemos con las aplicaciones que más usamos, y las que no podemos, o bien eliminarlas (que aparte liberará espacio de almacenamiento), o sino silenciarlas a partir de Ajustes.

¿Cómo hacerlo? Es sencillo.

  1. Ir a Ajustes
  2. Luego a Notificaciones
  3. Seleccionar una a una las aplicaciones cuyas notificaciones no nos interesan.
  4. Dentro del menú de cada aplicación podemos desactivar la opción “Permitir Notificaciones” y listo, dejarán de distraernos.

Sí, es una opción algo radical, pero si se trata de enfocarnos en lo importante, además de relajarnos, no hay mejor opción.


Domina la función “No Molestar”

Ahora, si quieres darte momentos de respiro, incluso de las notificaciones que sí te interesan, entonces no hay nada mejor que “No Molestar”.

Se trata de una función de iOS que, por un momento determinado o hasta que la desactives, no dejará que aparezcan notificaciones en tu iPhone o iPad. Perfecto para relajarte un momento y que nadie te interrumpa, o incluso cuando le prestas tu dispositivo a alguien o haces una presentación.

Para acceder a “No Molestar” solo tendrás que acceder al Centro de Control de iOS o iPadOS al deslizar tu dedo de arriba hacia abajo desde la zona superior derecha de la pantalla.

Una vez lo hayas hecho presiona el botón con forma de luna y ninguna notificación te interrumpirá.

Ahora, también es posible programar esta opción para que aparezca en ciertos momentos del día o que se desactive cuando salgas de alguna locación determinada.

Para hacerlo solo tendrás que:

  1. Ingresar a “Ajustes”
  2. Acceder a “No Molestar”
  3. Aquí podremos seleccionar si queremos crear horarios de activación, seleccionar qué contactos pueden llamarnos incluso en con el modo activado, que la función se encienda cuando vamos en un auto, e incluso, qué mensajes nuestro iPhone o iPad entregará a quien nos llame o envíe mensajes.

En el Centro de Control, si mantenemos nuestro dedo presionado en el botón de “No Molestar”, podremos activar la función por una hora, hasta que termine la mañana, tarde o noche, o cuando salgamos del lugar donde nos encontramos.