Mantener nuestro iPhone en las mejores condiciones no solo significa comprar un case y un protector de pantalla, sino también limpiarlo de vez en cuando para que esté libre de suciedad y bacterias.

Aunque existen limpiadores específicos para nuestros iPhones, que extienden el tiempo de protección antibacterial, también podemos realizar una limpieza de primera mano con materiales que tengamos a nuestro alcance.

En estos momentos en que la higiene es tan importante, conocer cuál es la mejor manera de limpiar nuestros iPhone de acuerdo al modelo que tengamos es clave.

iPhone 11, iPhone 11 Pro, iPhone 11 Pro Max

Al contar con acabados de vidrio mate texturizados avanzados, los últimos iPhone hasta la fecha son más resistentes y se adaptan bien a la mano al tener una superficie antideslizante.
De todos modos, es posible que con el uso diario se adhieran materiales que provenientes de objetos que entren en contacto con el iPhone, la tela del interior de nuestros bolsillos, bolsos o mochilas, por ejemplo.
Para dejar el iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max totalmente limpio solo tendremos que:
1. Desconectar el iPhone de cualquier cable que esté conectado a él y apagarlo
2. Usar un paño suave sin pelusas que se encuentre ligeramente húmedo con agua. Como alternativa también puede usarse alcohol en pequeñas cantidades.
3. Al limpiar el iPhone evita que la humedad entre en las aberturas.
4. Luego de retirar las impurezas, termina la limpieza del iPhone con un paño seco del mismo material que usaste antes.
5. Repetir el proceso si es necesario.
Recuerda no utilizar productos de limpieza abrasivos o no recomendados por Apple, los cuales pueden debilitar la capa oleofóbica del iPhone.

iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 6, iPhone 6 Plus y iPhone 5s, iPhone 5c y iPhone 5

Para dejar estos modelos de iPhone totalmente limpios el proceso anterior se respeta en buena medida, pero hay que tener ciertas consideraciones.
1. Desconectar el iPhone de cualquier cable y apagarlo
2. Usa un paño suave y húmedo con agua sola o con un poco de alcohol.
3. Asegúrate de que la humedad no entre en absoluto por las aberturas del teléfono
4. El vidrio del iPhone de debe limpiarse con ningún líquido abrasivo, y mucho menos con limpiacristales.
5. La parte trasera del teléfono que es de aluminio debe limpiarse con el paño húmedo, pero con cuidado de rayar la superficie, así que no es necesario presionar demasiado
6. Para limpiar el botón de inicio es mejor usar un paño seco para no correr el riesgo de que ingrese humedad por esa zona
Es así de sencillo. Con esos simples pasos podrás mantener tu iPhone totalmente limpio para que estés más tranquilo. En especial si sueles prestárselo a alguien más o está en contacto con muchas superficies.