Existe una forma muy sencilla para acceder a las opciones y características principales del iPhone. Se llama Centro de control, y es una interfaz que nos ofrece múltiples botones para activar, modificar e ingresar a las funciones que más utilizamos en el teléfono.

Por ejemplo, desde Centro de control podemos prender o apagar la conexión por Wi-Fi, modificar la intensidad del brillo de la pantalla, activar el modo No Molestar, abrir la cámara, grabar la pantalla del teléfono, controlar el audio que reproducimos en ese momento, y hasta usar el flash como linterna.

De hecho, cada botón nos ofrece controles adicionales, que aparecerán si los mantenemos presionados. Así, podremos activar o desactivar el modo oscuro desde el deslizador de brillo, seleccionar la red Wi-Fi o el dispositivo Bluetooth a conectarnos desde los botones correspondientes, o hasta programar la activación del modo No molestar por tiempo o ubicación.

Lo mejor es que iOS nos permite modificar los contenidos del Centro de control. Es decir, añadir o eliminar botones para mejorar la experiencia y ser más productivos. En este artículo te contaremos cómo hacerlo.

Cómo acceder al Centro de control en iOS

Esto dependerá del modelo de iPhone. Por ejemplo, si se trata de un iPhone X, iPhone Xr, iPhone Xs, iPhone Xs Plus, o cualquier versión de los nuevos iPhone 11; para acceder al Centro de control tendremos que deslizar el dedo hacia abajo desde la esquina superior derecha de la pantalla.

Mientras que en los modelos anteriores del iPhone 8, iPhone SE, o también en el iPod touch, es posible acceder al Centro de control al deslizar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla.

Para cerrar el Centro de control desde el iPhone X y en modelos posteriores solo será necesario deslizar el dedo de la parte inferior de la pantalla hacia arriba, o tocar simplemente tocar esa zona. Para cerrar esta interfaz en los modelos de iPhone 8 y anteriores, iPhone SE y iPod touch se tendrá que presionar el botón de Inicio, o en todo caso, deslizar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla.

Cómo personalizar los contenidos del Centro de control

Para añadir o eliminar botones y accesos dentro de esta interfaz, solo debemos seguir los siguientes pasos:

  • Ir a Ajustes, y luego seleccionar Centro de control
  • Elegir Personalizar controles
  • Aparecerá una lista que divide los controles incluidos en el Centro de control con los que pueden añadirse
  • Para agregar controles presiona el botón Añadir (en verde con el símbolo “+”) al costado de cada función en la lista
  • Si se desea eliminar los controles que aparecen incluidos en el Centro de control, solo será necesario presionar el botón Eliminar (rojo con un símbolo de “-“).

También es posible reorganizar los controles dentro de la interfaz. Para mostrar unos primero que otros podemos moverlos a partir del manejador con el símbolo de las tres líneas grises.

Así de sencillo. Ahora que ya sabemos cómo aprovechar el Centro de control, que nada nos detenga de experimentar con sus contenidos, y así, ser incluso mucho más productivos con nuestro iPhone.