La nueva versión de iOS nos ha traído grandes novedades, y entre ellas se encuentra Translate, la aplicación creada por Apple para ayudarnos a comunicarnos con personas que hablan otro idioma.

Translate resulta muy útil, ya sea para traducir textos, o incluso por voz si tenemos que conversar con alguien en directo.

Hasta el momento, Translate puede traducir los siguientes idiomas: árabe, chino, inglés, francés, alemán, italiano, japonés, koreano, portugués, ruso y español.

Se espera que Apple incluya más idiomas en el futuro, pero esta lista inicial puede ayudarnos muchísimo; tanto para aprender un nuevo idioma o para comunicarnos en otro país.

Lo mejor es que Translate es una aplicación muy sencilla de usar, y en este artículo te contaremos cómo aprovecharla.

Cómo usar Translate en iOS 14

Para comenzar a utilizar esta herramienta lo único que tendrás que hacer es:

  • Abrir la aplicación.
  • En la zona superior de la interfaz selecciona el idioma de entrada y de salida. Por ejemplo, español e inglés, o la combinación que necesites.
  • Puedes traducir un texto si lo escribes o lo pegas en la interfaz, o también usar el micrófono para hacerlo por audio.
  • La traducción aparecerá en la pantalla.

De hecho, puedes escuchar o hacer que otra persona escuche la traducción si seleccionas el botón de reproducción, justo debajo del texto traducido. También es posible elegir traducciones como favoritas, y así no tengas que repetir todo el proceso.

Modo concentración

Si estás conversando con alguien que domina otro idioma, y quieres que la otra persona pueda ver de forma más clara la traducción, entonces haz lo siguiente:

  • Realiza la traducción de tu idioma al de la otra persona.
  • Gira el iPhone en posición horizontal.
  • Ahora selecciona el botón con las dos flechas, que te ayudará a agrandar la pantalla.

El texto traducido se verá más grande, y la persona solo podrá concentrarse en el texto. Si lo necesitas, también podrás reproducir las palabras como sonido.

Así de simple. Con Translate podrás traducir el idioma que quieras, tanto en una conversación, cuando estás de viaje por tu cuenta, o incluso, cuando aprendes un nuevo lenguaje.