Las suscripciones llegaron para cambiarnos la vida.

Y es que este modelo de negocio, que muchas aplicaciones utilizan, nos facilita la vida al cobrarnos un pago automático mensual o anual por los servicios que necesitamos; y así olvidarnos de tener que renovarlos constantemente.

Pero lo que puede parecer una ventaja, también puede convertirse en un problema, si es que una aplicación hace el cobro programado que nos olvidamos de cancelar a tiempo.

Para que esto no suceda, el App Store de iOS y iPadOS nos permite administrar, en un solo lugar, todas nuestras suscripciones activas a servicios relacionados con la tienda virtual de Apple. Esto incluye suscripciones a servicios como Apple TV+, Apple Music, Dropbox, Disney+, y de cualquier otra aplicación.

En este artículo te contaremos cómo acceder a esta parte del App Store, y cómo aprovechar esta herramienta para controlar, de la mejor manera, tus pagos por suscripción, cancelar los servicios que ya no necesitas, y no permitir que se realicen cargos automáticos que ya no desees.

Cómo administrar las suscripciones en el App Store

Abre el App Store.

  • Toca tu foto de perfil, que se encuentra en la zona superior derecha de la interfaz.
  • Una vez en tu cuenta elige Suscripciones.
  • Aparecerá una lista con las suscripciones que mantienes activas en el momento, así como las que ya expiraron y no fueron renovadas.
  • En la sección de suscripciones activas podrás revisar cuándo se realizarán los siguientes pagos, ya sean mensuales o anuales; así como cuándo expirarán los servicios por lo que ya pagaste.

Para cambiar de plan o cancelar una suscripción activa solo tendrás que:

  • Seleccionar el servicio en la lista de Activas.
  • Aquí podrás cambiar el plan de suscripción si eso es lo que quieres, o en todo caso, cancelar el servicio.
  • Cambia de plan con solo seleccionar uno nuevo y confirmar la modificación, o cancela el servicio al elegir la opción Cancelar Suscripción.

Ten en cuenta que los cambios o cancelaciones que confirmes se darán una vez finalizado el mes o año que ya pagaste.

Es decir, que si quieres cancelar tu suscripción a Disney+, por ejemplo, podrás hacerlo en cualquier momento, pero la cancelación se dará el día que toque la renovación del plan. Así que podrás disfrutar del servicio hasta que el día de la renovación llegue.

Esto también es útil para usar los periodos de prueba que muchas apps ofrecen, y poder cancelar la suscripción el mismo día sin perder los días de prueba.  Así no volverás a olvidar darte de baja de una prueba gratis, o que se realice el pago automático.

Ahora que ya conoces esta función, aprovéchala para administrar mejor tus suscripciones y no pagues demás, si es que ya no quieres continuar con algún servicio.