Contar con más de un dispositivo Apple siempre será un beneficio. Y es que una de las principales ventajas de estos es que, en conjunto, crean un ecosistema diseñado para hacernos la vida más sencilla.

Por ejemplo, solo basta con introducir nuestra cuenta Apple ID en ellos para poder copiar y pegar texto de un dispositivo a otro, contestar llamadas que lleguen al iPhone en la Mac o en el iPad; así como acceder a documentos, archivos, fotos y cualquier otro material desde la pantalla que queramos.

Es muy conveniente, y en el caso de este artículo, queremos contarte sobre algunas maneras en las que puedes aprovechar tu iPad y Mac, en conjunto, para ser más productivo.

AirDrop

Aunque es una característica que también puedes disfrutar con el iPhone, compartir archivos y cualquier otro documento entre la Mac y el iPad es fundamental para trabajar de una manera más eficiente.

Y es que podrás pasar fotos, videos o documentos pesados en segundos. Mucho más rápido que al conectar un disco duro, USB o enviarlo por Internet.

Solo ubica el archivo que quieras enviar y:

  • Activa el Bluetooh y Wi-Fi en el iPad y la Mac
  • En el iPad: elige el archivo que quieres pasar a la Mac, presiona el botón Compartir, selecciona la opción AirDrop y encuentra tu Mac en la lista de dispositivos disponibles.
  • En la Mac: abre Finder y selecciona la opción AirDrop. Aparecerá una interfaz que te mostrará las personas / dispositivos disponibles para compartir. Encuentra tu iPad y arrastra los archivos que quieras pasar al ícono que le corresponde. Así de fácil.

Handoff

Se trata de una función esencial para el ecosistema de Apple; ya que con solo activarla podremos realizar muchas acciones entre ellos.

Para activar Handoff es necesario seguir estos pasos:

  • Inicia en cada dispositivo una sesión de iCloud con el mismo Apple ID
  • Activa el Bluetooth y Wi-Fi en cada uno de ellos
  • En la Mac: ingresa a Preferencias del Sistema, dale clic a General y luego selecciona Permitir Handoff entre esta Mac y tus dispositivos iCloud
  • En el iPad: Ve a Configuración, General y luego activa Handoff

¿Y qué es lo que te permite Handoff? Entre las más importantes se encuentran:

  • La posibilidad de comenzar una tarea en un dispositivo para terminarla en otro. Por ejemplo, un documento de Pages, redactar un correo electrónico, terminar una lista de compras en Notas, editar una foto y mucho más
  • Revisar la información que tenías disponible en la Mac en el iPad. Por ejemplo, una pestaña de Safari, un correo, archivos en iCloud Drive, etc.

Sidecar

Probablemente una de las mejores formas de aprovechar ambos dispositivos, ya que con Sidecar podrás extender la pantalla de tu Mac y usar el panel de tu iPad tal como si fuera un monitor externo.

Esto es súper útil, ya que podrás, trabajar más cómodo al contar con mayor espacio para ubicar ventanas, aplicaciones, contenidos o lo que quieras. De hecho, muchas aplicaciones de edición de video, foto o animación son más fáciles de aprovechar con un monitor externo. Y ni qué decir de programas de videoconferencia como Zoom, Google Meet o Microsoft Teams.

Antes de usar Sidecar, primero asegúrate que:

  • Cuentas con alguno de estos modelos: Macbook Pro de 2016 en adelante, iMac de 2017 más reciente, Macbook Air o Mac Mini de 2018 o posterior, Mac Pro de 2019 o una iMac Pro. En el caso del iPad, Sidecar es compatible si cuentas con cualquier versión del iPad Pro, así como modelos iguales o más recientes del iPad de 6ta generación, iPad Mini de 5ta generación o desde el iPad Air de 3era generación para adelante
  • En ambos dispositivos iniciaste sesión en iCloud con el mismo Apple ID
  • Tienes activado Bluetooth, Wi-Fi y la función Handoff si quieres usar el iPad como un monitor sin cables
  • Si prefieres conectar ambos dispositivos por USB, que el iPad esté configurado para interactuar en confianza con la Mac. Solo conecta el iPad y dale clic a Aceptar cuando la Mac te pregunta si se trata de un dispositivo de confianza
  • Que ni tu iPad ni Mac comparten conexión de Internet con otro dispositivo

Una vez que hayas confirmado lo anterior, solo tendrás que:

  • En macOS Big Sur: dirígete a menú de Pantalla en el Centro de control o a la barra de menús y selecciona el iPad
  • En macOS Catalina: dale clic al ícono de AirPlay en la barra de menús y escoge el iPad
  • También puedes conectarte a partir de la función Sidecar que podrás encontrar en Preferencias del Sistema

Una vez que actives Sidecar, la pantalla de tu iPad se convertirá de inmediato en la extensión del monitor de Mac.

Cuando ya no necesites usar Sidecar, vuelve al menú de Pantalla en el Centro de control o la barra de menús y selecciona nuevamente el iPad para desconectarte. En macOS Catalina regresa al menú de AirPlay y desconéctate desde ahí. También es posible usar el botón Desconectar en la barra lateral de Sidecar desde el iPad.

Ya lo sabes. Si cuentas con un iPad y una Mac, aprovecha mucho más de estos dispositivos al hacerlos trabajar en conjunto. Verás que podrás hacer mucho más en menos tiempo.